La naturaleza de las Terapias

Estos tratamientos contemplan  a la persona en su globalidad: cuerpo, alma y espíritu, además, de en todas su múltiples dimensiones.

Esencialmente, fue la tradición esenia, a la que pertenecía el maestro Jesús,  la que desarrolló de manera abierta estas terapias, siendo reconocida por el pueblo de la época. El término ¨sensibilidad ¨ que se les añade se refiere tanto a su aspecto atemporal como la apertura universal de los mismos, aspectos estos que deben ser enseñados.

El conjunto de conocimientos que estas terápias requieren, llevan al terapeuta a:

Trabajar con esta energía universal que recibe el nombre de prana, trabajar con los chakras y con los nadis así como a realizar una cirugía en los cuerpos sutiles. La lectura del aura, tanto visual como táctil, también forma parte de las herramientas del terapeuta.

A través de estas herramientas, las terapias esenias tienen como objetivo:

  • Restablecer la circulación energética armoniosa a través del organismo mediante un trabajo consciente y respetuoso sobre sus chakras, sus nadis y sus múltiples niveles de realidad sutil.
  • Favorecer la detección y la eliminación de la formas pensamientos tóxicas que son a menudo el origen de muchas enfermedades.
    Facilitar que el Ser realice la toma de conciencia que le permita superar importantes etapas en su desarrollo interior.
  • Identificar y desincrustar las memorias dolorosas que puedan estar bloqueadas en las células del cuerpo.
  • Trabajar en la prevención de eventuales desórdenes físicos y psicológicos a través de la detección de zonas de bloqueos o de intoxicación energética que desestabilizan el cuerpo o ciertos órganos.

Estos son algunos de los Tratamientos aplicado en esta terapia:

  • La re-sincronización del alma y del cuerpo.– Ayuda a personas cuyas energías están dispersas y tiene dificultad de concentración, con “cansancios súbitos” y pequeños aturdimientos. En general, estos síntomas traducen unas oscilaciones entre el cuerpo mental, el astral y el físico.
  • Los estados de choque.– Este tratamiento ocupa un lugar a parte porque se practicar en situaciones de urgencia, como son choques físicos o psicológicos.
  • Emotividad profunda .–  Muy indicado para tratar de erradicar los desórdenes emocionales profundos y persistentes.
  • Las cristalizaciones mentales.-
  • Las formas-pensamiento.– Este tratamiento está muy indicado para las personas que se asfixian detrás de un problema que no pueden formular con palabras y que, enquistados en ellas, les bloquea, conscientemente o no, debilitando algunas funciones de su organismo, llegando en ocasiones hasta la enfermedad.
  • Las colopatías y las disfunciones intestinales.-
  • El tratamiento del chacra laríngeo .– Personas que padecen bloqueos energéticos a nivel de la garganta. La causa principal suele ser la dificultad de expresar lo que viven dentro de sí mismas.
  • Fibromialgía.-
  • Ciclos femeninos irregulares .– Este tratamiento ha sido concebido para ayudar a las mujeres cuyos ciclos menstruales son irregulares. Su objetivo es regular tanto la abundancia de su flujo así como su duración a través de un trabajo concreto a nivel de los chacras.
  • Problemas circulatorios en las piernas.-
  • Asma.-
  • Apnea del sueño.-
  • Insuficiencia renal.-
  • Problemas reumatoides.-
  • Diabetes.-

Y otros tratamientos específicos, cada uno dirigido a ayudar a la persona a encontrar el equilibrio perdido.